Archivo por meses: marzo 2020

¿Qué tipos de Nerf hay?

Antes de comprar una pistola Nerf es importante tener claro qué tipo de Nerf quieres o necesitas para acertar con tu elección. Hay hasta 8 tipos distintos, cada uno con sus características particulares, lo que les hace más adecuados para unos juegos u otros. De todas formas, también hay que tener en cuenta que Nerf tiene armas híbridas que combinan características de distintos tipos.

A continuación, vamos a ver cuáles son esos 8 tipos.

Pistolas

Son las más sencillas en cuanto a mecanismo de disparo ya que son manuales y disparan los dardos de uno en uno.

También son las que tienen menos capacidad de almacenamiento ya que los dardos se suelen meter directamente en el cañón o en una recámara. Las más avanzadas cuentan con un tambor con capacidad para 6 dardos.

Pistolas de agua

Como su propio nombre indica, son pistolas que lanzan chorros de agua. Aquí encontramos pistolas de todos los tamaños, aunque, normalmente, a mayor tamaño,  mayor capacidad del tanque de agua. También las hay que lanzan varios chorros de agua a la vez.

Francotiradores

Los francotiradores se caracterizan por su tamaño y por el alcance que tienen. En cuanto al tamaño, algunos pueden alcanzar el metro de longitud. Respecto al alcance, pueden lanzar los dadrdos fácilmente a 30 metros cuando una pistola, por ejemplo, los lanza a unos 15-18 metros.

Asimismo, son manuales, disparan los dardos de uno en uno y suelen contar con un cargador para 6 dardos.

Escopetas

Las escopetas suelen ser armas de tamaño medio que cuentan con un cargador o tambor, el cual varía en tamaño y capacidad.

Son manuales, pero a diferencia de las pistolas, suelen tener dos modos de disparo: individual y en ráfaga. Para el individual, hay que jalar el clip y apretar el gatillo cada vez que se quiera lanzar un dardo. Para el de ráfaga, hay que mantener apretado el gatillo y bombear el clip de atrás hacia delante rápidamente para que lo dardos salgan disparados uno detrás de otro.

Rifles

Los rifles suelen ser armas semiautomáticas (usan pilas), es decir, cuentan con un motor que se encarga de enfilar los dardos, por lo que solo hay que apretar el gatillo para disparar. Asimismo, entre ellos, hay variación en su modo de disparo. Por ejemplo, los hay que disparan en ráfaga (3 dardos seguidos), pero también los hay que disparan individualmente. Incluso, algunos disparan de varias formas.

También son Nerf con una buena capacidad de almacenamiento pudiendo llegar hasta los 24 dardos.

Ametralladoras

Las ametralladoras disponen de un motor (usa pilas) que permite disparar todos los dardos del cargador o tambor manteniendo apretado el gatillo. Por esto, cuentan con cargadores o tambores de gran capacidad que van desde los 24 proyectiles hasta los 200.

La principal diferencia con los rifles es que, normalmente, disparan todos los dardos seguidos, uno detrás de otro, mientras que los rifles suelen disparar de uno en uno  y/o en ráfagas.

Arcos

Los arcos de Nerf son muy parecidos a los arcos de verdad, aunque con algunas diferencias. Por ejemplo, los hay que disparan dardos como los de las pistolas, mientras que otros disparan flechas con punta redondeada para evitar accidentes.

Los que funcionan con dardos se disparan como un arco, solo que disponen de un cargador integrado que se encarga de enfilar los dardos. Así, cada vez que lanzas un dardo, el cargador preparará otro.

Para lanzar el proyectil, lo único que hay que hacer es tensar la cuerda y soltar. Ballestas

Las ballestas de Nerf son casi como una pistola de Nerf, pero con forma de ballesta. Al igual que los arcos, algunas ballestas disparan dardos, mientras que otras disparan flechas con punta redondeada.

Tienen un funcionamiento similar al de una ballesta real. Es decir, hay que poner el dardo en su lugar, tensar la cuerda hacia atrás hasta dar en el seguro y apretar el gatillo.

Como verás, cada tipo de Nerf tiene sus peculiaridades. Conocerlas es importante si quieres acertar en la compra de tu próxima Nerf.

Donar juguetes, la mejor manera de ser solidarios

No todos los niños tienen la misma suerte, no todos los niños pueden disfrutar con la llegada de su cumpleaños o de la Navidad de bonitos regalos con los que poder jugar o disfrutar. Muchos niños no son tan afortunados y no han podido disfrutar de un nuevo regalo por Navidades debido a la falta de recursos económicos por parte de sus familias. Ello no solo les impide comprar juguetes a sus hijos, sino incluso contratar una empresa de cerrajeros de Valencia.

Todos los niños deberían poder recibir al menos un regalo con la llegada de la Navidad, ya sea nuevo o de segunda mano. Es precisamente por este motivo que una buena acción es la de donar todos aquellos juguetes que tus hijos ya no utilizan y con los que ya no juegan para que otros niños sin recursos puedan disfrutar de ellos.

De este modo no solo harás feliz a un niño, sino que además mantendrás tu casa libre de juguetes que ya no se utilizan y se le podrá una segunda vida a ese juguete que probablemente habría terminado en un cubo de la basura. Inundar de ilusión y alegría a un niño es posible con un gesto tan simple como el de donar los juguetes de tus hijos que estén en buen estado y que ya no usen.

En este tipo de acciones no solo han de colaborar los propios padres, es importante implicar a los pequeños de la casa para hacerles saber lo afortunados que son y que no todos los niños tienen la misma suerte. De este modo se les hará ver la importancia de dar valor a las cosas. Hay que hacerles saber la importancia de que todos los niños tengan un juguete para jugar.

Lo más adecuado es que te acompañe a hacer la donación, ya que es importante que vea la realidad y que hay niños que apenas tienen nada con lo que poder jugar. Recuerda: antes de turar un juguete, piénsatelo dos veces, al igual que cuando se contrata una empresa de cerrajeros en Alboraya hay que pensar bien que empresa contratar y elegir.