El mentalismo también es parte de la magia

Success

La agilidad mental y la magia escénica son los dos ingredientes principales que abren paso al mentalismo un arte antiguo basado en la ilusión sobre el control o la lectura mental de un individuo.

Muchas de las escuelas de magia incorporan el mentalismo como parte obligatoria de su temática en el proceso de formación inicial de futuros magos, donde estos complementan esta disciplina con otras ramas.

Mentalismo, un arte o una ciencia

Para muchos el mentalismo es considerado parte del ilusionismo por lo cual es definido como un arte el cual tiene como propósito generar entretenimiento en las masas, la magia es hacer sentir a la audiencia la presencia de poderes de tipo mental por parte del mentalista.

Las opiniones pueden ser diversas, sin embargo en el mundo de la magia se le tiene especial respecto a los mentalistas, puesto que para llegar a ser reconocido como tal deben ser puestos en prácticas aspectos que permitan desarrollar con exito la presentación y la correcta implementación de los «poderes sobrenaturales».

Consejos sobre el mentalismo

Para aquellos que consideran practicar en algún momento el arte del mentalismo existen unos consejos básicos que deben tomar en cuenta a fin de obtener un resultado exitoso.

El primero de los consejos es «Controlar la audiencia», un mentalista debe hacer en primer lugar trucos que haya practicado con antelación pero además debe involucrar a su público, debe tomar en cuenta consideraciones como la cantidad de personas que asistirán y la distribución de las mismas.

Otro de los factores es el reconocerse a si mismo como un mentalista, es decir, una persona que tiene la capacidad y la habilidad de poderes de orden sobrenatural, a fin de proporcionar una presentación más creativa y creíble para el público.

Cuando el público tiene la oportunidad de interactuar con el mentalista, este siempre se encontrará con preguntas que la audiencia querrá realizar con la finalidad de conocer detalles acerca del «fenómeno» ocurrido, en este sentido, se debe tener especial cuidado al responder las mismas y mantener la ilusión hasta el final sin revelar información de más.

La confianza y puesta en escena es determinante en este tipo de espectáculos, estas características son trasmitidas al publico, esto puede tomarse también como una ventaja, ya que permite generar un ambiente y una sensación asertiva por parte del mentalista,  cuando se hacen de manera correcta.

Y finalmente, a la hora de poner en práctica el mentalismo, causa una impresión aún mayor el utilizar elementos del público en esas rutinas, como relojes, carteras o pañuelos.