La magia educativa

zauberei

La magia puede ir mucho más allá de un simple truco de cartas o un conejo en un sombrero. Hoy día se implementa con el concepto de la magia educativa, el cual tiene como objetivo sensibilizar y educar sobre diferentes temas de interés en la educación de los niños.

Las clases estructuradas en los colegios no logran captar la atención de todos los estudiantes como debiera. Teniendo en cuenta que existen ocho tipos de inteligencias, la lógica, lingüística, corporal, musical, espacial, naturista, interpersonal e intrapersonal, los niños pueden frustrarse rápidamente por no recibir la información como deberían. Todo esto puede ser solucionado al reforzar las actividades del colegio con la magia educativa.

La magia educativa está orientada a un público infantil, donde mediante diversas técnicas se promueve la diversión con fines educativos, ideal para aquellos niños cuyo desempeño estudiantil se ha visto afectado por ser fácilmente distraídos por elementos del entorno. La magia educativa es una herramienta efectiva para desarrollar la concentración.

La implementación de diversas herramientas están presentes en la magia educativa, la cual conforman el material de apoyo a la información impartida en las aulas de clases por los profesores.  Uno de los puntos vitales en el uso de este instrumento de aprendizaje es la facilidad de incorporarlo a cualquier temática existente.

La magia educativa deriva de un ingeniero en electrónica llamado José María de la Torre Maroto. Después de desempeñarse en diversas áreas como empresario y docente se introdujo en el mundo de la magia, combinando sus conocimientos conjuntamente con la intervención de Carlos Pastor Paz, quien también es ingeniero y empresario.

 

Funcionamiento de la magia educativa

El funcionamiento de la magia educativa es bastante sencillo. Inicialmente se explica de manera sencilla pero muy estimulante a los estudiantes cómo será el funcionamiento o la dinámica. Esta fase tiene como objetivo proporcionar intriga y mantener a los asistentes atentos a cada movimiento. Los grupos máximos manejados son de 12 y 15 alumnos.

La manera de medición es bastante simple ya que se realizan pruebas escritas antes y después de cada taller. Esto permite generar una idea clara de los conocimientos adquiridos por cada estudiante, mostrando además al inicio las debilidades y fortalezas existentes.

En resumen la magia educativa consiste en un proceso bastante sencillo, test inicial para medir los conocimientos básicos, elaboración de un caso real, realización de un juego de magia y una práctica integral. Finalmente se realiza el examen final en el cual se puede realizar el proceso comparativo.

Por último se pretende mejorar de forma inmediata la comprensión de conceptos, despertar el interés y la curiosidad. La generación de trucos que permitirán acelerar el aprendizaje y el aumento de la autoconfianza es uno de los puntos claves en la formación de un niño.